¡Marión es la gran artista!

Pero, ¡qué chica tan lista!

Ha logrado la conquista

de todo color que exista.

Marión quiere pintar

La rima define a esta historia autobiográfica en la que se pone de manifiesto la creatividad de los niños, que los adultos a veces olvidamos, cuando se acaban los recursos y las ganas de pintar son “inaguantables”. 

Luego de dibujar todas las paredes y cuánto hay en la casa, los padres de Marión toman la decisión de quitar de su alcance cualquier cosa con la que pueda dibujar o pintar hasta que reflexione en su actitud.

Llevada por su pasión investigará nuevas y fabulosas “opciones pictóricas” en el baño familiar que la llevarán  a vivir una divertida experiencia, a la vez que a meterse en un gran lío junto a su amigo el inseparable Puppy.